Tipos de parto con Noesiterapia

Tipos de parto

A- Parto natural con Noesiterapia:


-La mayoría de las mujeres entenadas con Noesiterapia, empiezan el parto de forma absolutamente natural; aprenden a controlar la dinámica uterina desde el principio (el inicio del parto, el ritmo de las contracciones etc) y llegan al período expulsivo de forma natural, terminando el proceso del parto y el nacimiento de sus bebés por si mismas, disfrutando en todo momento de la Anestesia Psicológica Materno Fetal, sintiendo las contracciones únicamente como sensaciones de tacto.


El parto con Noesiterapia puede ser realizado tanto en el medio hospitalario, como en el domicilio de la embarazada (siempre asistidas por el ginecólogo y la matrona).

B- Parto natural con Noesiterapia y posibilidad de epidural.


-Algunas mujeres, se sienten más tranquilas sabiendo que, si por algún motivo el parto fuera más largo o complicado de lo habitual y se sintieran cansadas, la epidural siempre estará a su disposición si están siendo asistidas en un hospital.

-La realidad es que, saber que existe la posibilidad de empezar el parto de forma natural,pero que siempre podrían pedir ayuda (epidural), si fuera necesario, da mucha seguridad a estas mujeres y el resultado es que, la mayoría de las veces, no la necesitan o la piden muy al final de la dilatación.

La embarazada es capaz de controlar la sensibilidad de su cuerpo, gracias a la ANESTESIA PSICOLÓGICA MATERNOFETAL (APMF), de forma que puede percibir las contracciones como simples sensaciones de tacto.


Incluso si una embarazada está pensando que su plan de parto incluye la epidural por principio, es muy importante saber que, dicho sistema de anestesia, es preferible no usarlo durante las primeras horas de la dilatación y, por lo tanto, es una buena idea la preparación al parto con Noesiterapia, para sentirse bien durante esas primeras horas y a continuación, es la embarazada la que decide si quiere seguir el parto de forma natural o prefiere usar la epidural como apoyo.

A continuación, revisamos algunos conceptos básicos acerca de la epidural. Cuanta más información tiene una embarazada, más tranquila se enfrenta al proceso del parto.

Algunos datos importantes sobre la epidural:

Es conveniente ponerla cuando la embarazada tiene más de 3 centímetros de dilatación y la dinámica del parto está bien establecida, por eso es fundamental usar la Noesiterapia antes de ese momento, ya que así aseguramos el bienestar desde el comienzo y podemos en muchos casos evitar la necesidad de la epidural llegado el momento de aplicarla.

Ventajas de la epidural:

Alivia el dolor del parto, manteniendo a la madre consciente.

Baja la tensión arterial, lo cual es bueno para madres con hipertensión o toxemia.

Permite la participación activa de la madre en caso de cesárea.

Reduce el trabajo del pulmón durante el parto, lo que es beneficioso si existe alguna enfermedad pulmonar o cardíaco en la madre.

Reduce la actividad muscular en las piernas (positivo para embarazadas diabéticas, que pueden así equilibrar mejor sus niveles de insulina y glucosa).

El parto es más lento.

El efecto tiene una duración aproximada de dos horas, lo que permite reforzarlo si fuese necesario, para alargar así el efecto o hacer que la anestesia desaparezca al aproximarse el período expulsivo, con lo cual la madre recupera la sensibilidad y puede controlar el pujo, facilitando el nacimiento y evitando el uso de forceps, etc.

Desventajas de la epidural:

Posible dolor de cabeza o espalda, escalofríos, zumbidos en los oídos, mareos, náuseas, dificultad para orinar y otras complicaciones en las horas siguientes a su uso.

Mayor probabilidad de episiotomía y forceps, ya que con la epidural se pierde fuerza muscular en el momento de pujar durante el expulsivo.

Bajada de la tensión arterial y menor llegada de oxígeno al bebé durante el parto.

Posible ralentización de la frecuencia cardíaca del bebé (y menor cantidad de oxígeno disponible).

La epidural alarga la dilatación y el expulsivo, ya que tiende a disminuir la frecuencia y fuerza de las contracciones, con lo cual es necesario usar oxitocina.

Algunas veces la epidural no es efectiva o funciona únicamente en una parte del cuerpo.

Contraindicaciones de la epidural:

 Algunos motivos por los que las embarazadas no deberían utilizar la epidural son los siguientes:

Tatuajes en la zona lumbar.

Dilatación demasiado avanzada (o menos de 4 cm de dilatación).

Obesidad.

Cardiopatías.

Uso de antiagregantes plaquetarios.

Recuento de plaquetas bajo.

Hemorragia o estado de shock.

Infección en la espalda.

Infección en la sangre.

En esta modalidad de parto, la embarazada puede disfrutar de unas horas de parto natural, el final del proceso con ayuda de la epidural y en el postparto no necesita analgésicos, porque la preparación al parto que hizo en su día , le ayuda a que el postparto sea natural y confortable.
Por otra parte, toda la preparación que ha realizado y la no necesidad de analgésicos después del nacimiento de su bebé, favorece la lactancia materna y además favorece enormemente al recién nacido.

C-Cesárea con Noesiterapia


En ocasiones, cuando empieza un parto, todo parece indicar que será rápido, fácil y natural, pero por diferentes razones, es necesario terminar haciendo una cesárea.
Del mismo modo, a veces pensamos que será necesario practicar una cesárea y la embarazada nos termina sorprendiendo muy gratamente con un parto natural y fácil.
En otros casos y por diferentes razones, hay una indicación médica de hacer una cesárea programada.

En todos estos casos, la preparación al parto con Noesiterapia es sumamente interesante y de gran utilidad:

Algunas embarazadas, ante la indicación de cesárea (normalmente hecha con epidural), piden estar perfectamente despiertas, conscientes en el momento de la intervención, porque quieren disfrutar del nacimiento de su bebé.


En estos casos, la preparación al parto con Noesiterapia, es fundamental para que la madre sea perfectamente capaz de entrar al quirófano muy tranquila y colaborar con el equipo médico que la atiende, mientras vive el nacimiento de su hijo (con epidural, pero perfectamente despierta y consciente).

Por otra parte, la preparación al parto que ha realizado le sirve perfectamente para el postoperatorio, de forma que, no necesita analgésicos (lo cual, recordemos es muy interesante de cara a la lactancia materna), y, por otra parte, la cicatrización después de la cesárea y la recuperación tras la misma es sensiblemente más rápida y sencilla que en las embarazadas que no han tenido una preparación previa; de forma que pueden hacer vida normal con mucha más rapidez.

Confía en los profesionales entrenados en parto con Nesiterapia

© 2020 Parto Natural con Noesiterapia Todos los derechos reservados
Producido por PA Digital